Preguntas Frequentes

Seleccione la categoria

Buscar FAQs

La Universidad no tiene la obligación de prorrogar la contratación a una persona que disfruta de la licencia por maternidad, si existe un motivo objetivo para dar por concluido el contrato.  Son ejemplos de un motivo objetivo de cesación del contrato, el regreso del propietario al puesto, la designación de una persona propietaria mediante el concurso respectivo, la ausencia de presupuesto o la finalización del periodo del proyecto o actividad para la que fue contratada la persona. 

No obstante, la persona tiene derecho a que la universidad le pague el monto correspondiente al periodo de licencia que le restaba cumplir.

No faqs en esta catagoria

En efecto, cuando se trata de faltas comunes, el plazo de prescripción para investigar y sancionar faltas disciplinarias es de un mes, a partir de que se recibe la denuncia o se tiene conocimiento del hecho irregular, a excepción de los casos en que se decide realizar una investigación preliminar, en cuyo supuesto el plazo de prescripción empieza a correr una vez concluida ésta. 

Cuando estamos ante faltas cometidas en materia de control interno, el plazo de prescripción es de cinco  años, igualmente a partir de que se recibe la denuncia (puede ser una relación de hechos de la Contraloría Universitaria) o se tenga conocimiento del hecho irregular.

La potestad disciplinaria puede prescribir también una vez emitida la recomendación de resolución final por parte del órgano instructor, o bien una vez concluida la investigación por el superior jerárquico.  En este supuesto, el superior jerárquico cuenta con un plazo máximo de un mes en las faltas comunes y de cinco años en las faltas relativas al control interno,  para dictar la resolución final del procedimiento.

Según la normativa vigente es el Departamento de Bienestar Estudiantil de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil. Los acuerdos de los Consejos Académicos de las unidades académicas son actos previos y recomendaciones.

No.  el artículo 26 del Manual de Organización y Funcionamiento de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil lo prohibe expresamente.

No, la contratación laboral termina en su fecha ordinaria y la incapacidad y su derecho al pago del subsidio, por el resto de los días que supera la contratación laboral debe ser tramitada directamente, por el funcionario, ante la CCSS.

No, la Universidad tiene la obligación de pagar el 100% de salario durante la incapacidad unicamente durante el tiempo que el funcionario tiene una relación laboral con la universidad. Vencido el plazo de la contratación el funcioanrio solamente tiene derecho al pago del subsidio, a cargo de la CCSS.

No, las licencias por maternidad tiene un trato diferente, de conformidad con el art. 95 del Código de trabajo. Durante los cuatro meses de licencia la persona tiene derecho al pago del subsidio equivalente al 100% de su salario, que se paga un 50% a cargo del ente patronal y  un 50% a cargo de la CCSS. Por ende aun cuando finalice su relación laboral, la Universidad debe pagarle el 100% del salario hasta la conclusión de la licencia y recuperar ante la CCSS el 50% correspondiente.

La licencia otorgada por la ley 7756, de beneficios para los responsables de pacientes en fase terminal, no se trata de una incapacidad, sino de una licencia especial regulada por ley especial, por lo que no operaría el artículo 92 de la IV Convención Colectiva de Trabajo.  Esta licencia consiste particularmente en una autorización para ausentarse del trabajo con el fin de cuidar a un familiar o cualquier otra persona que, por su vínculo afectivo y responsabilidad, se estime que cumplirá en forma debida la misión que se le encomienda.  Asimismo, implica el reconocimiento de un subsidio especial establecido en el artículo 5 de esa ley, que no está sujeto a las cargas sociales, por cuanto no constituye salario.

Con fundamento en el artículo 153 del Código de Trabajo, el disfrute de la licencia para atender a una persona con enfermedad en fase terminal, el periodo para contabilizar el tiempo para efectos de la anualidad, no debería afectarse por el disfrute de dicha licencia especial.

 
 

 


En el caso de las vacaciones, este derecho se constituye luego de un periodo determinado de prestación efectiva de servicios.  existir la licencia, se produce una suspensión de la relación laboral y percibirse un subsidio y no un salario, el tiempo de la licencia no se contabiliza para efectos de completar el período de cincuenta semanas requerido para adquirir el derecho a las vacaciones anuales.   En cualquier caso, el tiempo anterior a la suspensión de servicios, se agregará al período de trabajo que se ejecute luego de la finalización de la licencia.

Si se impide o restringe la contratación de personal académico, por el solo hecho de que se graduó en una universidad privada, se podría estar generando un trato discriminatorio, pues si el Estado reconoció el funcionamiento de esa entidad de educación superior y la autorizó para brindar el título y el grado, no podría entonces hacerse un tratamiento discriminatorio en perjuicio de los graduados de esa institución.

En estos sitios se puede consultar un resumen completo y detallado sobre la forma en que se debe identificar el grado de parentesco que tenemos con nuestros familiares: por ejemplo, tios y tías, sobrinas y sobrinos, primas y primos, etcétera.

Consultar aquí:  Los grados de parentesco

Consultar aquí:  Líneas y grados de parentesco

Respuesta a la primer pregunta.  La consulta a la Asesoría Jurídica no se exije en todos los casos, únicamente cuando la resolución del recurso por parte del órgano desconcentrado agote la vía administrativa.  Esto significa que se requerirá el dictamen jurídico previo únicamente cuando se va a resolver el recurso de reposición. Para la resolución de los otros recursos no se requiere el dictamen jurídico.
Respuesta a la segunda pregunta. El artículo 24 encuentra fundamento en el numeral 356 de la Ley General de la Administración Pública, el cual obliga a que para dictar el acto que agota la vía administrativa es indispensable consultar previamente al Asesor Jurídico de la institución. En cuanto al plazo para atender el recurso, es el que establece la ley. Por último, el criterio de la Asesoría Jurídica se refiere a los aspectos jurídicos del recurso; queda a responsabilidad del órgano desconcentrado revisar la materia especializada según los argumentos del recurso recibido.
En caso de que venza el plazo para que la Asesoría Jurídica se pronuncie y el órgano desconcentrado no haya recibido el dictamen jurídico, se podría actuar de dos formas:
1-  El órgano desconcentrado podría resolver sin haber recibido el dictamen, a efectos de cumplir el plazo, porque el artículo 24 del Reglamento del Régimen General de Impugnaciones, indica que la solicitud de criterio no suspende el plazo que tiene el órgano para resolver.
2-  Esperar a recibir el dictamen jurídico y luego resolver.  En caso de hacerlo fuera de plazo, el artículo 329 de la Ley General de la Administración Pública indica que el acto dictado fuera de plazo es válido para todo efecto legal. No obstante, esta misma norma estipula que dictar actos fuera del plazo podría hacer incurrir en responsabilidad al funcioanario o funcionarios, porque se considera falta grave de servicio.

En el nuevo Estatuto Orgánico no existe formalmente una asamblea de funcionarios de Vicerrectoría de Vida Estudiantil y no existe regulación sobre ese tipo de asamblea en ningún cuerpo normativo.  Lo anterior implica que no existe ninguna formalidad acerca de cómo convocarla, o cómo debe aplicarse el quórum. 

Lo anterior no implica que el Vicerrector esté inhibido de convocar en cualquier momento, a todo el personal que tiene a su cargo  para analizar y discutir temas de interés de la vicerrectoría.  Pero se trataría de una reunión para informar y discutir que no debe reunión las formalidades de la sesión de un órgano colegiado.

Efectivamente, a partir del 17 de agosto, las personas que no son propietarios pero tienen al menos 5 años de nombramiento continuo en la universidad a tiempo completo, y que estén actualmente nombrados en la unidad tienen derecho a participar en las asambleas con derecho a voz y voto.  Las personas que tienen propiedad como administrativas, no votan como académicas, pues solamente lo hacen quienen tengan nombramiento a tiempo completo.  Debe recordarse que el personal administrativo solo puede ser nombrado un cuarto de tiempo como académico; además, votan en su condición de administrativos en las asambleas plebiscitarias y por representación en las asambleas presenciales.

El Estatuto Orgánico señala que el personal que no es propietario tiene derecho a votar si cuenta con al menos cinco años de nombramientos continuos a tiempo completo en la universidad.  Entonces si una interina en el transcurso de los 5 años  estuvo nombrada durante un ciclo solamente tres cuartos de tiempo y no a tiempo completo, no podría integrar el quórum de la asamblea ni votar.

En las unidades académicas, facultades, centros y sedes regionales existen dos tipos de asambleas:
1. Las asambleas plebiscitarias: participan los tres estamentos (académico, administrativo y estudiantil) mediante voto universal y ponderado. Solamente se acude a emitir el voto, dentro del proceso de elección o destitución de autoridades. Son convocadas por el TEUNA. (Arts 49 y 61 EO)

2. Las asambleas no plebiscitarias: participan todos los académicos y  los estudiantes y los funcionarios administrativos participan por representación. Son presenciales,  las personas acuden a un recinto o espacio físico a conocer, discutir y pronunciarse sobre asuntos puntuales de su competencia. Son convocadas por el decano (a) o director (a) de unidad académica, según corresponda. (Arts. 51 y 63 del EO)

El cálculo de los cinco años de nombramiento continuo se realiza conforme a lo que establece el artículo 44 del Reglamento del TEUNA, publicado en el Alcance 07 de UNA-GACETA 14-2015, conforme al cual se entenderá por nombramiento consecutivo anual:  
a. Contrataciones que finalizan e inician inmediatamente: finaliza el 31 de diciembre de cada año e inicia el 1° de enero del año siguiente.
b. Contrataciones por ciclo lectivo: aquellas contrataciones de académicos que por ser destinadas a la docencia, se realizan según el cronograma indicado en el Calendario Universitario, y comprende todo el ciclo lectivo anual.
c. Contrataciones que solamente se interrumpen por los recesos institucionales.

En el caso de una persona administrativa que se traslada a otra unidad, pero en el mismo estamento,  solo votará en las asambleas presenciales si han sido electas dentro de la representación administrativa.   Los administrativos solo votan en forma universal en las asambleas plebiscitarias, que son las organizadas y convocadas por el TEUNA.
Recordemos que los representantes administrativos a las asambleas presenciales de unidades académicas y de facultad, siguen vigentes las personas actualmente electas con el Estatuto anterior, mientras se realiza el año próximo la elección con base en el nuevo reglamento que se aprobó en junio en el Palacio de los Deportes y que está publicado en UNA-GACETA 14-2015.

En la Asamblea participará el personal en propiedad y los  que no son propietarios con al menos 5 años de nombramiento continuo en la institución a tiempo completo. Para definir cuáles funcionarios NO propietarios tienen derecho a participar se debe tomar en cuenta lo indicado en los artículos 42 quater y 44 del Reglamento del TEUNA, que se puede consultar en la página de la Asesoría Jurídica.
Específicamente, tienen derecho a participar aquellos funcionarios que no son propietarios y que al momento de la convocatoria cumplan con los siguientes requisitos:

1. Tengan un nombramiento a tiempo completo en la institución, y hayan tenido esa condición de nombramiento, en forma consecutiva,  desde al menos  los últimos 5 años.
2. El nombramiento a tiempo completo es en la Institución (todas sus dependencias),  no en la unidad donde está siendo convocado.
3. Su nombramiento a tiempo completo tiene que haber sido en el mismo estamento, o sea tiempo completo como académico.
4. Para definir si el nombramiento, durante esos últimos 5 años ha sido consecutivo, se deben aplicar los criterios establecido en el art. 44 del Reglamento TEUNA.

Para responder esta consulta se debe tener como referencia los artículos 42 quater y 44 del Reglamento del TEUNA.    http://www.documentos.una.ac.cr/handle/unadocs/1295
Según dichos artículos, para que un académico que no es propietario participe en una asamblea de unidad, debe cumplir con los siguientes requisitos:
1. Haber estado nombrado en la UNA, como institución,  no en la unidad donde va a votar, a tiempo completo en forma consecutiva al menos 5 años, antes del momento en el cual va a participar en la asamblea.
2. Tener en el momento de la convocatoria de la asamblea, nombramiento a tiempo completo en la UNA, y algún nombramiento laboral en la unidad, que puede ser desde un octavo hasta tiempo completo.
3. Para definir que el nombramiento haya sido consecutivo, se aplican los criterios del artículo 44 del Reglamento TEUNA, pues incluye los nombramientos por ciclos, aun cuando se interrumpa en los recesos.
Con base en lo anterior, tiene derecho a participar en la Asamblea, todo académico que en los último 5 años haya estado nombrado a tiempo completo y consecutivo en la UNA,  además esté nombrado a tiempo completo en la UNA, y tenga algún nombramiento laboral en su unidad.

Se debe tener presente que en cada unidad académica hay dos asambleas, la plebiscitaria y la presencial.  La plebiscitaria en la que organiza el TEUNA y en ella participa con voto universal y ponderado el personal administrativo en propiedad y aquel que no tenga propiedad pero cumpla con al menos 5 años de nombramientos consecutivos en la Universidad.
En las presenciales, el artículo 63 del Estatuto Orgánico indica que los administrativos votan por representación.  O sea, que se debe definir cuántos representantes administrativos deben ser escogidos, sobre la base de que esa representación corresponde al  15% de la asamblea.  Una vez que las personas sea designadas, su voto tiene el valor de 1.Para definir cuántas personas se deben integrar como representantes administrativas, se aplica la regla de tres, sobre la base de que los miembros mencionados en los incisos a, b y c del artículo 63, constituyen el 60%  del total de la asamblea. 

Efectivamente el Consejo Académico puede sesinar válidamente con los representantes académicos debidamente nombrados por la Asamblea de Académicos, mientras se convoca la sesión de la asamblea de unidad para tomar el acuerdo del número y plazo, para su subsanación. Lo anterior, ya que el acuerdo tomado por la Asamblea de Académicos está vigente y nadie lo ha cuestionado.  Lo anterior sin detrimento de la obligación del director de convocar a la brevedad posible la asamblea,con el fin de ajustarse a las disposiciones del nuevo Estatuto.

 

Si se diera el supuesto de que el número de representantes administrativos SUPERA la cantidad de funcionarios administrativos con derecho a voto (propietarios e interinos con al menos 5 años de nombramiento continuo a tiempo completo en la UNA) en la unidad académica, nos encontramos en una situación de imposibilidad material para respetar el porcentaje.


Lo que corresponpde es dejar constancia en el acta que se convoco al 100% de los funcionarios administrativos con derecho a voto en la unidad y que ellos ejerzan el voto, aunque el estamento en su conjunto no puede alcanzar el 15% según lo regulado en el Estatuto Orgánico.

La decisión antes indicada se fundamenta en que además, pretender dar a estos funcionarios administrativos un voto ponderado equivalente al 15%, permitiría que una persona tenga incluso hasta un voto doble o triple y ello violenta el precepto institucional consagrado en el Reglamento del TEUNA que en ningún estamento una voto puede valer más que 1, y además, genera inconveniente prácticos y lógicos, en caso de votaciones secretas para elección de personas.

 

En conclusión, si en una unidad la representación administrativa, es mayor a la cantidad de funcionarios administrativos corresponde indicar en la convocatoria y en el acta que se convoca al 100% , a la totalidad de los funcionarios administrativos y que ellos ejerzan su voto, con un valor unitario.



El consejo académico puede sesionar sin problema, siempre y cuando los representantes académicos fueron electos por la asamblea de cacadémicos.
La competencia de la asamblea en este aspecto es ratificar la cantidad de representantes académicos que corresponde nombrar y el plazo de su nombramiento, pero no afecta en lo inmediato los nombramientos y las decisiones del consejo.

El Estatuto Orgánico pretendió que la persona que no es propietariao tenga derecho a votar, en razón de que tiene un arraigo real en la Universidad, de tal forma que al momento de la convocatoria la persona debe tener nombramiento a tiempo completo en la UNA en forma consecutiva e inmediata anterior por al menos 5 años,  contabilizados de la fecha de la convocatoria hacia atrás.

De conformidad con la resolución de la Rectoría R-0102-2010 de las dieciséis horas del tres marzo del 2010, las contrataciones de funcionarios para trabajar en programas, proyectos y actividades, que administran sus recursos en la FUNDACIÓN, son funcionarios de la UNA, contratados por intermediación laboral de la fundación.  Dicha resolución y sus posteriores adendas, son temporales, hasta que entren en vigencia el Reglamento de Vinculación Externa Remunerada, Cooperación Externa y relación con la FUNDAUNA, que fue publicado en la GACETA ORDINARIA Nº 4-2015 del 3 DE MARZO DEL 2015 y en entrará en vigencia el primero de enero del 2016.
Dicho reglamento en consonancia con la resolución anterior en su artículo 51 expresamente señala:

Para la contratación laboral de personal, académico, paracadémico y administrativo, para el desarrollo de los PPAA universitarios, la FUNDAUNA respetará las siguientes normas: 1. Las personas contratadas bajo el régimen laboral, son funcionarios de la Universidad Nacional, con todos los derechos y obligaciones establecidas por la normativa interna y la convención colectiva, aplicable a la naturaleza de su contratación temporal a plazo fijo.

 Con base en las normas antes indicadas, los funcionarios contratados por la FUNDAUNA como intermediaria laboral son funcionarios de la UNA, y aún cuando no tengan propiedad, tendrán derecho a ser convocados e integrar las diferentes asambleas, siempre y cuando cumplan con los requisitos de estar a tiempo completo y tener al menos 5 años de nombramiento consecutivos en esas condiciones.
Es importante aclarar que cada vez que la FUNDAUNA realiza una contratación laboral como intermediaria de la UNA, los contratos se comunican al Programa Desarrollo de Recursos Humanos, para que se incluyan dentro de los sistemas de información, como tiempo servido de la persona beneficiada.

Si se tratara de una asamblea plebiscitaria, según el artículo 61 del Estatuto, los estudiantes NO participan por representación cuando vayan a elegir director y subdirector.  En estos casos votarán todos los estudiantes con un peso ponderado equivalente al 15%.

Si se trata de una asamblea presencial, amparada al artículo 63, los estudiantes sí participan por representación.  Pero el 25% que le corresponde al sector estudiantil, se obtiene bajo la premisa de que todas las personas académicas con derecho a votar sumadas al director, al subdirector y los otros miembros del consejo académico conforman un 60% de la asamblea.  Con estos datos se aplica la regla de tres y el redondeo, de forma tal que si el resultado de los decimales fuera de 0,5 o más, se redondea al numero natural inmediato superior, pero si el decimal es menor a 0,5, se mantiene el número natural correspondiente. 

En un ejemplo como el planteado, la operación se plantea así:

13 : 60 :: x : 25.    La operación que se debe realizar es la siguiente:  13 x 25 / 60.  Como el resultado es 5,41, se redondea a 5.  De tal forma que la representación estudiantil debería ser de 5 personas.

 

 

De conformidad con el nuevo Estatuto Orgánico, lo adecuado es contar en primer lugar con un acuerdo de la asamblea de unidad en el cual se defina la cantidad de representantes académicos y el período de su nombramiento.
Posteriormente, se requiere de un acuerdo de la Asamblea de Académicos, mediante el cual se hace el nombramiento de las personas representantes. 
Si la asamblea de unidad anteriormente no se pronunció acerca de la cantidad de representantes y de su periodo de nombramiento, y solamente se cuenta con el acuerdo de la asamblea de académicos en el que se nombró a las personas y se les definió un periodo de un año, no existe problema en lo inmediato, pues el acuerdo está vigente y el válido y el Consejo académicao está bien integrado.
Pero es urgente que la Dirección convoque a una asamblea de Unidad académica, lo más pronto posible, para que ese órgano colegiado tome libremente la decisión de definir cuántos representantes van a existir y el plazo de nombramiento.
Si el acuerdo de la Asamblea de unidad, es acorde con lo que previamente había decidido la Asamblea de académicos no se requeriría tomar acciones adicionales.  Si por el contrario, el acuerdo de la Asamblea de unidad académcia, difiere de lo acordado por la Asamblea de académicos, la Dirección de la unidad deberá convocar nuevamente a la Asamblea de Académicos, para adaptar el acuerdo, a lo acordado por la Asamblea de Unidad Académica.
En la resolución de la Rectoría R-0102-2010 del 3 de marzo del 2010, expresamente se indica que los funcionarios de los Programas, proyectos y actividades de la universidad que administran los recursos en la FUNDAUNA, son funcionarios de la UNA, y por ende se deben tomar en cuenta.
Todas las contrataciones de naturaleza laboral que hace la FUNDAUNA,  se remiten al Programa Desarrollo de Recursos Humanos y se reflejan en lasconstancias de tiempo servido.

Efectivamente, el Estatuto Orgánico indica que le corresponde a la asamblea de la unidad definir la cantidad de representantes académicos ante el consejo académico y el plazo de su nombramiento.  Posteriormente, la asamblea de académicos escogerá a las personas.
Pero la normativa vigente no regula el tema de los requisitos para las personas que van a ser representantes. Lo anterior implica que la unidad puede definir a sus representantes de manera discrecional.

No existen requisitos para los representantes académicos.  Es una decisión propia y autónoma de la unidad académica decidir los atributos de las personas que ocuparán esos cargos

Conforme al artículo 69 del Estatuto Orgánico, la representación estudiantil  corresponde al 25% del total de integrantes del consejo.  La frase "cuando corresponda pretende regular la situación de las unidades académicas, como los institutos, que por no tener carreras no tienen estudiantes propios.
Las escuelas sí deben tener representación estudiantil.  El  25% se obtiene con base en la regla de tres, para lo cual se debe considerar que los representantes académicos, junto con el director y el subdirector, conforman el 60% del total de miembros del consejo académico.
EN cuanto al sector administrativo,   expresamente se señala que la participación de los administrativos recae exclusivamente en la persona que ejerce la asistencia administrativa dentro de la unidad.


Si les aumentó la cantidad de representantes administrativos a la asamblea de la Unidad, en un primer momento se debe verificar si existen electos suplentes, pues en ese caso, los suplentes pueden integrarse temporalmente como miembros.

 

Si no existen suplentes o no tienen suficiente cantidad, procede la convocatoria de la Asamblea de administrativos, para hacer la elección, y para ello se debe aplicar el reglamento recientemente aprobado y publicado denominado Reglamento para la Elección de la representación Administrativa, que lo puede descargar de la página de la Asesoría Jurídica o de la UNA-GACETA 14-2015.

 

 

El reglamento para la elección de la representación administrativa aprobado por la asamblea de todos los trabajadores administrativos, el pasado 23 de junio, y publicado en UNA-GACETA 14-2015, en lo que interesa señala, a partir del artículo 28, la forma de convocar y ejecutar la asamblea de administrativos para la elección de los representantes de las unidades académicas. Se debe considerar que ahora, para elegir los representantes, convoca la Asistente Administrativa de la Unidad, no el director y debe coordinar con el TEUNA la confección del padrón y la fiscalización de la asamblea.  Igualmente, el artículo 30, expresamente tiene un transitorio que señala:

 

TRANSITORIO AL ART. 30: A partir de la aprobación del presente reglamento, todas las elecciones de todos los representantes administrativos, para las asambleas de las facultades, centros, sedes y secciones regionales y unidades académicas se ejecutaran en los primeros tres meses del año 2016.

 

Hasta tanto no se elijan nuevos representantes administrativos en las asambleas de unidad académica, facultad, centro o sede, con las reglas de este nuevo reglamento, se mantendrán vigentes los nombramientos existentes.

 

 

Además, el acuerdo que tomo la asamblea de todos los trabajadores administrativos cuando aprobamos el reglamento dice textualmente:

 

  1. HASTA TANTO NO SE ELIGAN, CON ESTE NUEVO REGLAMENTO, LOS REPRESENTANTES A LAS ASAMBLEAS DE UNIDAD ACADÈMICA, FACULTAD, CENTRO Y SEDE, LOS REPRESENANTES ELECTOS SE MANTENDRAN EN SUS FUNCIONES.

 

 

Producto del acuerdo antes descrito y el transitorio al artículo 30, los representantes electos con la normativa anterior, se mantienen hasta que en los primeros tres meses del próximo año se ejecuten las asambleas que nombran a los nuevos representantes, por un plazo de cinco años.

 

 

Las normas y acuerdos indicados partían de que se contaba con la totalidad de los representantes, actualmente, y que por ende hasta en los primeros tres meses del otro año, se hacía ya la elección “ordinaria”, pero si no es así, y van a tener que convocar, en estos días, la asamblea, ya en los términos y condiciones del nuevo Reglamento, debe ser para elegir los faltantes, elegir solamente los 4 faltantes y estos “nuevos” representantes electos, serán electos hasta que se realice la asamblea “ordinaria”, en los primero tres meses del próximo año, y así, normalizar los nuevos nombramiento por 5 años. Y realizar, hasta en el 2021, otra nueva asamblea.

 

En el caso del consejo académico de la unidad, se procede de manera similar a la asamblea de unidad, para determinar la cantidad de estudiantes que deben participar.  Es decir que primero se debe contabilizar al director, al subdirector y a los representantes académicos, quienes en conjunto conformarán el 60% del consejo académico.

Suponiendo el ejemplo de que el director, el subdirector y los representantes académicos suman 5 personas, se aplica la regla de tres de la siguiente forma:      5: 60 :: x : 25. 

Esto implica realizar la siguiente operación:       5 x 25 / 60.    EL resultado es de 2,08, por lo que la representación estudiantil ante el consejo académico será de dos personas.

Con ese dato, el director de la unidad comunica a la asociación,o en su defecto, al TEEUNA de la FEUNA, la cantidad de estudiantes del Departamento que tienen derecho a la representación.

Mientras se contesta la solicitud, el consejo podrá sesionar con normalidad; una vez acreditados los estudiantes representantes por el TEEUNA y se procederá a la convocatoria a las sesiones. 

 

Según el artículo 8 del Estatuto de la FEUNA y el artículo 44 del Reglamento del TEUNA, los estudiantes de posgrado son estudiantes regulares de la universidad, con derecho a participar en las asambleas de la unidad académica, y por ende pueden formar parte de la representación estudiantil.  Sin embargo, para ser representantes estudiantiles ante la asamblea de la unidad (artículo 63 del Estatuto) o el Consejo Académico (artículo 69 del Estatuto) deben estar debidamente acreditados por el TEEUNA de la FEUNA, de lo contrario no son representantes de ese estamento.

En atención al artículo 110 del Estatuto Orgánico, y las instancias de la FEUNA no responden las solicitudes indicadas,  la Dirección de la unidad académica puede convocar y celebrar las reuniones de las asambleas y los consejos, sin problema, ya que ese artículo indica que "... la falta de designación no afectará el quórum estructural para el funcionamiento del órgano".

Si como resultado de la nueva integración de las asambleas de unidad, aumentó la cantidad de representantes administrativos, en un primer momento se debe verificar si existen suplentes electos, pues en ese caso la asamblea se puede constituir temporalmente con esos suplentes.

 

 

Si no tienen suplentes o no los hay en la cantidad requerida, se deberá proceder a la convocatoria de la asamblea de administrativos, para hacer la elección.  Para ese fin se debe aplicar el Reglamento para la Elección de la representación Administrativa, que lo puede descargar de la página de la Asesoría Jurídica o de la UNA-GACETA 14-2015.

 

 

Según ese reglamento, la Asistente Administrativa de la Unidad, debe coordinar con el TEUNA la confección del padrón y la fiscalización de la asamblea (artículo 28 y siguientes).

Por su parte, el transitorio al artículo 30 indica que a partir de la aprobación del presente reglamento, todas las elecciones de todos los representantes administrativos, para las asambleas de las facultades, centros, sedes y secciones regionales y unidades académicas se ejecutaran en los primeros tres meses del año 2016.

 

Hasta tanto no se elijan nuevos representantes administrativos en las asambleas de unidad académica, facultad, centro o sede, con las reglas de este nuevo reglamento, se mantendrán vigentes los nombramientos existentes.

 

Adicionalmente, la asamblea de Trabajadores Administrativos al aprobar el reglamento indicado, expresamente señaló que hasta tanto no se eligan con este nuevo reglamento, los representantes a las asambleas de unidad académica, facultad, centro y sede, los representantes electos se mantendrán en sus funciones

Según todo lo anterior, los representantes actuales se mantienen hasta que en los primeros tres meses del próximo año se realicen las asambleas que nombran a los nuevos representantes, por un plazo de cinco años.

 

 

Las normas y acuerdos indicados partían de que se contaba con la totalidad de los representantes, actualmente, y que por ende hasta en los primeros tres meses del otro año, se hacía ya la elección “ordinaria”.  Pero si no es así, y se requiere convocar a la asamblea de adminsitrativos en los términos y condiciones del nuevo Reglamento, debe ese órgano colegiado unicamente elegir a sus representantes faltantes quienes ejercerán el cargo mientras se realiza la asamblea “ordinaria”, en los primero tres meses del próximo año.  De esa forma se normalizarán los nuevos nombramiento por 5 años.

 

Con base en los datos proporcionados, es necesario aclarar que las personas indicadas (director, subdirector y represententes académicos) junto con la persona que ejerce el cargo de asistencia administrativa, conforman el 75% de la totalidad de integrantes de la unidad. 

Como no hay en el consejo de unidad una representación administrativa adicional al asistente administrativo, solo restaría determinar la cantidad de estudiantes que se debe designar en el consejo.  Para esto se aplica la regla de tres, de la siguiente forma:  6: 75 :: x : 25.

Con esos datos, se realiza la siguiente operación:  25 X 6 / 75.  El resultado es 2.  Es decir, que el sector estudiantil tiene derecho de deisgnar a dos representantes ante el Consejo de unidad.

De acuerdo con los datos anteriores, 22 personas conforman el 60% de la asamblea (incisos a, b y c), por lo que para obtener la cantidad de representantes estudiantiles, se debe aplicar la regla de tres de la siguiente forma:

22: 60 :: X : 25.  La operación que se debe realizar es la siguiente:  22 X 25 / 60.    El resultado es 9,16, de tal forma que la cantidad de representantes estudiantiles, en el ejemplo, sería de 9 personas. 

Siguiendo el mismo ejemplo, para determinar la cantidad de representantes administrativos se aplica la regla de tres de la siguiente forma:

22: 60 :: X : 15.  La operación que se debe realizar es la siguiente:  22 X 15 / 60.  El resultado es 5,5, de tal forma que la cantidad de representantes administrativos, en el ejemplo, sería de 6 personas (si el decimal es 0,5 o mayor, se redondea a la unidad inmediata superior)

El artículo 44 del Reglamento del TEUNA que en relación con el nombramiento continuo de un académico que no tiene propiedad, indica:

"Se entenderá por nombramiento consecutivo anual:  a. Contrataciones que finalizan e inician inmediatamente: finaliza el 31 de diciembre de cada año e inicia el 1° de enero del año siguiente. b. Contrataciones por ciclo lectivo: aquellas contrataciones de académicos que por ser destinadas a la docencia, se realizan según el cronograma indicado en el Calendario Universitario, y comprende todo el ciclo lectivo anual.c. Contrataciones que solamente se interrumpen por los recesos institucionales"

Si bien es cierto la norma señala que en las contrataciones destinadas a docencia, se tienen como continuas si se realizan dentro de los periodos dispuestos en el calendario universitario, y en el presente caso la persona afectada tuvo una "interrupción " de una semana, también el cierto que se hizo cargo del curso en su totalidad, por lo que una situación como la planteada debe interpretarse bajo un criterio de permitir la "participación democrática", valor institucional establecido en el art. 2 inciso c) de nuestro Estatuto Orgànico.

Como la interrupción de la semana no afectó que este funcionario asumiera totalmente el curso durante el ciclo lectivo correspondiente, y los estudiantes lo tuvieron a él como el profesor encargado, su nombramiento debería tenerse como consecutivo, para efectos de su participación democrática en la Asamblea.

El artículo 42 quater del Reglamento del TEUNA, al regular las asambleas plebiscitarias de unidad académica, y que debe tenerse como referencia para la integración de la Asamblea de unidad académico no plebiscitaria, señala:

 

 

"Para efectos de los incisos a) y b) se entenderá que la persona es “de la respectiva unidad”, porque tiene un nombramiento de carácter laboral, académico o administrativo, según corresponda, en la unidad académica."

 

 

Según lo anterior, para que la persona tenga derecho a participar en una asamblea de unidad académica es necesario que tenga un nombramiento laboral en la respectiva unidad.  Si una persona está nombrada en la actual Vicerrectoría de Docencia, y no tiene ninguna acción de personal con nombramiento en la escuela, no forman parte de su asamblea. 

En resumen, la funcionaria no integra la Asamblea de la escuela en este momento ya que no tiene un nombramiento laboral en esa unidad ejecutora.  La funcionaria debe participar en la organización propia de la Sede Interuniversitaria, según su propia normativa pues es en esa instancias en la que está nombrada. Lo anterior sin detrimento de las acciones de coordinación que ella como Coordinadora de la Carrera debe realizar con la escuela, según se haya definido en el momento que se aceptó participar en la Sede Interuniversitaria. Si al momento de haber aprobado la participación en la Sede Interuniversitaria no se dejó claro lo que significa la coordinación, el Consejo Académico puede reunirse y tomar un acuerdo en ese sentido.  Pese a lo anterior, si la Asamblea lo decide por votación, la coordinadora puede participar como invitada, pero con derecho a vos y no voto.

 

De conformidad con el artículo 95 del Estatuto Orgánico y el transitorio general VI desde el 17 de setiembre del presente año, el TEUNA es la instancia competente para conocer y tramitar las denuncias contra los funcionarios electos democráticamente. Producto de lo anterior, le corresponde al Presidente del TEUNA o al miembro que el mismo tribunal designe, comparecer a las audiencia.

El artículo 44 del Reglamento del TEUNA, define qué se entenderá como nombramiento consecutivopara efectos de integrar las asambleas de las unidades académicas y facultades, centros y sedes y expresamente señala

"Se entenderá por nombramiento consecutivo anual:

 

a. Contrataciones que finalizan e inician inmediatamente: finaliza el 31 de diciembre de cada año e inicia el 1° de enero del año siguiente.

 

b. Contrataciones por ciclo lectivo: aquellas contrataciones de académicos que por ser destinadas a la docencia, se realizan según el cronograma indicado en el Calendario Universitario, y comprende todo el ciclo lectivo anual.

 

c. Contrataciones que solamente se interrumpen por los recesos institucionales."

 

 

Con base en dicha normativa si la persona está en alguno de esos tres casos y ya cumplió los cinco años,  tiene derecho a formar parte de la Asamblea., aunque el periodo lo haya cumplido mediante la combinación de los citados supuestos. Esta información fue comunicada a la Comunidad Universitaria mediante dos circulares:

  1. VA-C-13-2015 del 11 de agosto publicada en correo el 13 de agosto

  2. UNA-SCU-CE-CIRC-089-2015 DEL 2 DE SETIEMBRE, publicada en correo de ese mismo día.

 

El Reglamento para la Elección de la Representación Administrativa establece que se deben nombrar titulares y suplentes. No indica la cantidad de suplentes, así que cada asamble, con criterio de razonablidad, deben definir la cantidad.  Es importante que el asistente administrativo explique a los funcionarios la importancia de que existan suplentes y se solicite que se propongan o proponer para lograr contar con el número requerido. Se les debe insistir que de conformidad con el artículo 14 inciso a) los administrativos debemos cumplir con nuestra función y entre ellas cumplir con los valores, principios y fines institucionales, entre los cuales destaca la participación democrática.  Si definitivamente no se logra nombrar suplentes, jurídicamente no impide el funcionamiento de la Asamblea, pero la ausencia de representantes debilita la participación del estamento.


Si un funcionario tiene un permiso sin goce de salario, la relación laboral se encuentra suspendida y por ende no podría contabilizarse los 5 años de tiempo servido en forma consecutiva. Lo anterior con una única excepción, que es la establecida por el artículo 123 de nuestra Convención Colectiva que establece que si el permiso es en razón de una beca otorgada por la institución, la relación se tendrá por ininterrumpida para los efectos laborales, entre ellos, para efectos de la acumulación del tiempo servido.